Portada

Comunicado: Gavazzo contra la Condena Social

Todas y todos contra la impunidad.  Denunciamos una inminente ofensiva judicial contra activistas de DDHH por parte de la abogad...

27 de diciembre de 2015

Proclama: Escrache a Carlos Rossel

El 23 de Diciembre se realizó el Escrache al torturador impune Carlos Rossel, en la actividad hubieron 3 intervenciones, la primera en la concentración en Plaza Cuba, la segunda fue la proclama de Plenaria Memoria y Justicia y la tercera y última intervención fue por parte de un compañero que realizó un rescate de la memoria de Humberto Pascaretta.


Proclama leída en la concentración en Plaza Cuba:

ESCRACHE 

Dicen que el escrache tiene un origen incierto, que cruza mares y se expande.La real academia no lo incluye en sus definiciones, pero incluye el verbo escrachar que su significado es romper, destruir,  aplastar o “fotografiar a una persona''. Dicen también que el escrache es una acción para  “dejar en evidencia a alguien”, que en EEUU se usa el término para decir  arañar, rasguñar, marcar y que en su raíz etimológica puede provenir del término genovés “Scraccâ” que quiere decir escupir. 

Otros analizan que es un americanismo que puede provenir de Italia y que lo trajeron al Río de la Plata los inmigrantes. Acá los primeros sindicatos de resistencia usaron esta forma de acción social para condenar a carneros, rompehuelgas  y todos aquellos que atentaran contra los colectivos.Ahora en España los sindicatos policiales han prohibido su uso porque no está dentro de la “legislación vigente”. Sin embargo, hubo resoluciones judiciales certificando queel escrache no es una forma de acoso sino un ejercicio de libertad de expresión. Acá hay proyectos que  intentan ilegalizar los escraches. 

Los que estudian su origen no dudan en afirmar que el uso del Escrachese generalizó en la década del 90 y comienzos de los 2000 en Argentina y Uruguay, como manera de señalar la impunidad y como forma de condena social contra represores, políticos y banqueros corruptos.Algunos, como la Fundación BBVA en el 2013, eligieron escrache como la palabra del año, luego de haber recibido numerosos escraches en toda europa. El Escrache es una acción que señala, que difunde el prontuario de genocidas o de aquellos que cometen abusos de poder ante domicilios particulares o instituciones. Es un método de protesta basado en la acción directa, que a pesar de los intentos de prohibirlos y criminalizarlos se han extendido por el mundo.

Acá tenemos claro que nuestros escraches apuntan al corazón de la impunidad. Les rompen el paraíso a estos milicos.  Hoy el recurso escrache nos permitó ubicar a los que ni Huidobro, ni Bonomi, ni los drones, ni El guardián, ni el DOE, ni Inteligencia encontraban. Porque los hoy secretarios de Estado del progresismo ya no son ni la sombra de lo que fueron. Porque cuando se confirmó que Armando Acosta y Lara era el ideólogo del Escuadrón de la Muerte y que Mitrioni era agente de la CIA, en este territorio se los ejecutó, y no precisamente con el código penal. Hoy, aquellos que ajusticiaron a terroristas de Estado se han dedicado a ser sus hadas madrinas,amparándolos con la impunidad. Los protegen, no solo cuando decían no  ubicarlos, sino cuando ocultan sus nombres y rostros actuales en los expedientes judiciales.

Paradójicamente, estos gobernantes despliegan rápidamente a los servicios represivos del Estado para perseguir y hostigar a los militantes solidarios y a los jóvenes en los barrios. Policías vestidos de particulares, armados y encapuchados, nos van a buscar a nuestras casas, nuestros trabajos, nos secuestran en la calle sin identificaciones, sin órdenes judiciales, para luego procesarnos y criminalizarnos. Pero la memoria no claudica en la lucha por quebrar la impunidad, por eso nombra y ubica a los torturadores amparados por el Estado, les pone rostro,  los repudia y los condena.

Por eso hoy venimos a decir bien fuerte: ¡Si no hay justicia hay Escrache!


 Proclama leída frente a la casa de Carlos Rossel


Este año, jueces y fiscales pidieron citar a través de la policía y el Ministerio de Defensa a decenas de militares, sin embargo no los encontraronponiendo como excusa que no sabían donde vivían. Supuestamente por esa razón no les pudieron entregar las citaciones y no los pudieron conducir a la justicia. Estos militares cobran onerosas jubilaciones, viven en mansiones, tienen propiedades, sin embargo no los encontraban... Parece chiste pero no lo es…

O son inútiles todos sus servicios de inteligencia, o todas suscámaras están dirigidas hacia los de abajo, hacia pobres y rebeldes. Pero cuando pasan los terroristas, Huidobro,Bonomi, el DOE y el Guardián se cuadran y los saludan. Luego se juntan a brindar por otro año más de impunidad.Ya sabíamos que a los asesinos los cuida la policía, ya sabíamos que a los violadores los protege la policía. Ahora vecinas y vecinos ustedes también lo saben.

Carlos Rossel tuvo de cómplices a Armando Méndez, a Eduardo Ferro, a Glauco Yannone, a Ramos Rolán, a Mario Aguerrondo y a tantos impunes más, así como a Calcagno, Gavazzo eIvanPaulosquien fuera su vecino y al que los cómplices como él encubrieron hasta la muerte.¡Carlos Rossel acá estamos! ¡La memoria viva, la que no olvida, te vino a buscar!A vos, como a los otros cobardes que mintieron, torturaron, secuestraron y desaparecieron los estamos encontrando.

Carlos RosselArgimon, a vos que fuiste tan valiente para secuestrara Universindo Rodríguez y LiliánCeliberti junto a sus hijos Franchescay Camilo, una niña de tres años y un niño de siete,  a vos  te vinimos a escrachar.A vos que mentiste como comandante del 13 de infantería  sobre Elena Quinteros.  ¿Cuántas pruebas borraste del Infierno grande para protegerte y proteger a tus amigos torturadores?A vos que seguís negándote a declarar como mataron a Pascaretta. A vos que callas impunemente el secuestro de Anatole y Victoria, los hijos de Roger Julien y Victoria Grisonas, y que sabés quién los trasladó desde AutomotoresOrletti en Buenos Aires hacia Montevideo y luego para Chile. A vos, hoy te vinimos a escrachar.

Mañana 24 de diciembre no podrás brindar impunemente.Hay escrache porque aun hoy ni con  Anatole, ni con Victoria, ni con Francesca, ni con Camilo, ni con los familiares de Humberto Pascaretta se hizo justicia.Hay escrache porque la Tota Quinteros, que luchó toda la vida, no tuvo un sitio donde llorar a Elena.Y no te alcanzó con todo ese dolor que desparramaste hace décadas. No. Porque aún hoy seguís siendo un torturador. Seguís torturando al mantener la desaparición. Eso es la tortura prolongada en el tiempo.Por todo esto y mucho más, no sos el vecino que levanta su copa junto a otros.Sos el repugnante torturador que se esconde tras chicanas jurídicas para que pase el tiempo y no declarar. 

Vecinas y vecinos, compañeras y compañeros, acá, en esta casa vive alguien con nombre y apellido que sigue torturando. Por eso hay escrache como condena popular,  porque estamos hartos de mentiras y dilaciones.Hay mucho por hacer,pero hay algo para hacer donde todos podemos participar.Algo rotundo e importante: el repudio concreto. Es una manera de hacer justicia y romper su impunidad. Es el desprecio popular hacia alguien que se hizo pasar por uno más y que es un violador encubierto por el Estado.

Que nadie le venda.
Que nadie lo salude.

Que nadie ignore  que este militar goza de una jubilación de teniente coronel por haber sido un terrorista parte del Plan Cóndor, esa coordinación represiva con que las dictaduras borraban las fronteras del sur para secuestrar asesinar torturar y desaparecer.

Carlos RosselArgimón,tu casa no es cualquier casa. Tu casa ya se parece a una celda y será tu cárcel, porque los vecinos ya saben quién sos.  

La memoria te ubicó, te condena, te repudia y te escracha.
Adonde vayan  los iremos a buscar.  

Plenaria Memoria y Justicia                    23/12/2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario