Portada

Prontuario: Jorge Guldenzoph Núñez

De integrante de la UJC a colaborador. De colaborador a torturador y violador. De violador a Agente de Inteligencia. ...

13 de agosto de 2018

Memoria: 14 de Agosto, día de los Mártires estudiantiles


El 14 de Agosto en Uruguay, es la fecha en que se conmemora el día de los “Mártires estudiantiles”. Ese día diversas organizaciones sociales, sindicales, políticas, pero sobre todo, el movimiento estudiantil, salen a las calles a recordar a todas y todos los estudiantes asesinados por el Terrorismo de Estado. La mayoría de los mártires fueron atacados, detenidos y/o secuestrados y posteriormente asesinados, en el marco de  actividades relacionadas con su militancia estudiantil.

Cada año la marcha convocada por los estudiantes, recuerda la lucha por la cual los compañeros y compañeras fueron asesinados, trayendo su lucha al hoy incluyendo reclamos actuales.

Se toma como fecha el 14 de Agosto, en memoria de Líber Arce quien fuera el primer mártir estudiantil. 


Les dejamos un breve rescate de algunos/as de nuestros Mártires estudiantiles, siempre presentes, porque si están en nuestra memoria son parte de esta historia.


Líber Arce

Líber era estudiante en la Facultad de Odontología.
Vivía en el Cerrito de la Victoria, en la calle Chimborazo.

Le gustaba el futbol, frecuentaba el Centro Cultural Cerrito de la Victoria, lugar de encuentros sociales y políticos, teatro, deporte, ajedrez y lectura.

Trabajaba con sus padres los domingos en la Feria de Tristán Narvaja donde ayudaba poner el puesto de frutas y verdura.

Fue muy activo en la lucha por boleto gratis para todos los estudiantes y por un presupuesto digno para la educación.

Era militante comunista, soñaba con un mundo mejor.

El 12 de agosto participaba de una manifestación relámpago en la Facultad de Veterinaria la policía le dispara a los estudiantes hiriendo gravemente a Liber. Cuando sus compañeros pretendieron auxiliarlo la policía los detuvo y demoro el traslado.

Finalmente fallece el 14 de agosto. Un cortejo fúnebre partió desde el edificio central de la Universidad donde había sido velado. Se calcula que participaron entre 200 a 300 mil personas.

Fue el primer estudiante muerto por las fuerzas policiales en Uruguay, bajo el gobierno de Jorge Pacheco Areco.

“Dejadme todavía preguntar:
¿Quién ha roto la luna del espejo?
¿Quién ha sido?
¿La piedra de la huelga,
la pistola del gánster,
o el tapón del champaña
que disparó el banquero?
¿Quién ha sido?”
(Fragmento de poema de León Felipe)


Susana Pintos

Susana vivió en Camino Maldonado. “Junto a una calle de Flores amarillas” como recuerda su hermana.

Fue primero al liceo 8, y luego al IAVA, quería estudiar medicina.

Sus padres eran trabajadores y militantes sociales se esforzaron para que sus 5 hijos pudieran estudiar. En Casavalle organizaron una “escuelita de apoyo” para los gurises de la zona. Allí Susana enseñaba los ayudaba en el aprendizaje de la lectura.

Aparte de estudiar Susana ingresó a trabajar en ANCAP, y fue muy activa en el sindicato.

Le gustaba la fotografía, la poesía y la pintura. Llegó pintar varios cuadros y escribir algunos poemas, algunos  de amor, otros de soledad.

Luego del asesinato de Liber Arce se suma a la Unión de la Juventud Comunista.
El 20 de setiembre de 1968 a las cinco de la tarde, los estudiantes convocados por la FEUU, se reunían en el Paraninfo en repudio a la represión desatada el día anterior contra la Facultad de Medicina. Allí los granaderos dispararon sobre centenares de jóvenes.

Uno de los jóvenes que cae es Hugo de los Santos, queda tendido en la calle. Susana corre a auxiliarlo con una bandera blanca. Pero también le disparan. Muere el 21 de setiembre, 4 días después, el 25 iba a cumplir años. 

“Al costado del  camino más triste
Descubrí  tu nombre un día
Se ensombreció mi alma
Sin saber de tu alegría
En alguna noche con mi padre
Contemplamos el cielo de verano
Hablamos de estrellas, de la infinitud
Y de mundos lejanos
Luego, supe, la vida me enseñó
Que hay soles  extinguidos
Existencias  enormes y fugaces
Que guían al peregrino
Ausencia de mi padre
Mi país conmovido
Naufragio  y esperanza
Derrota del olvido”

(poesía de su hermana Olga recordando a Susana)


Heber Nieto

Heber Milton Nieto Santos era de Villa Española, estudiante de UTU.

Tenía apenas 14 años cuando ya estudiaba en el IEME (Instituto de Enseñanza Mecánica y Electrotecnia).

Alto y flaco, de piel mora como su abuelo. Heber era de pocas palabras,   solía vestir un delantal negro de soldar o una larga gabardina azul marino con lo cual se ganó el mote de "El monje".

Era hincha de Olimpia, club donde iba a practicar natación.

Se definía anarquista y militaba en la Resistencia Obrero Estudiantil (ROE).

El 24 de Junio, los estudiantes del IEC (Instituto de la Construcción) realizaban un peaje solidario con Seral, cuando fueron cercados y gaseados por efectivos de la Metropolitana y desde el edificio de la Caja de Jubilaciones, aún en construcción, un francotirador del Escuadrón de la Muerte apuntó con su rifle contra Heber, que caería mortalmente herido. Aún no había cumplido los 17.

“Han muerto más de cien veces ¿por cuál cosa, por qué?
Con el amor en el puño sobre la mesa o sobre nada,
con el aspecto terco que da la sangre derramada
golpearon tan fuerte que pueden golpear todavía.
No hay más que uno de cada cien, y sin embargo existen.
Y si es necesario comenzar por recibir patadas,
no habrá que olvidar que ellos bajarán a las calles,
los anarquistas”
(Fragmento de canción Leo Ferré)

Hugo de los Santos

Tenía 19 años y cursaba segundo año en la Facultad de Economía.

Le gustaba mucho leer manuales técnicos de lectura compleja, se destacaba por su formación nítidamente comunista. Integraba la UJC.

El 20 de setiembre de 1968 Hugo de los Santos participaba de una movilización estudiantil en la zona cercana a la Universidad de la República, la que es reprimida por los equipos de choque de la Guardia Metropolitana, produciéndose distintos disturbios. En esas circunstancias fue herido por disparos de perdigones provenientes de la policía en la esquina de 18 de Julio y Eduardo Acevedo. 

Hugo de los Santos fue auxiliado dentro de la Universidad donde se habían organizado servicios de emergencia atendidos por estudiantes de medicina. Debido a la gravedad de las heridas se solicitó una ambulancia pero la policía no permitió el paso de la misma. Se realizaron intentos de llevarlo a pie hasta un hospital y finalmente, en medio de los disparos pudieron acercarlo a un vehículo particular, falleciendo mientras era conducido a un sanatorio cercano.

“Es que me olvido que tu vienes
desde otra muerte a visitar,
que siempre cuidas a tus vivos
como cuidamos de vos
 Pero no es llevándote unas flores
si no sabría a qué lugar
a veces te cuido en carteles
y hoy te quiero cobijar”
(fragmento de canción “Visitas” de Rubén Olivera)


Julio Spósito

El 1º de setiembre de 1971, cinco semanas después de la muerte de Heber Nieto, los estudiantes de Secundaria, UTU y la Universidad realizaron una manifestación en la zona de las facultades de Medicina y Química para reclamar por las desapariciones de Abel Ayala (riverense, estudiante de Medicina) y Héctor Castagnetto (estudiante de Agronomía).

Cientos de manifestantes se concentraron a las cinco de la tarde para rodear el Palacio. Uno de ellos era Julio Spósito, flaco, rubio, de largos bigotes y barba crecida. Estudiaba en el IAVA. Integraba el Frente Estudiantil Revolucionario, una agrupación juvenil con presencia sobre todo en el IAVA y la Facultad de Humanidades. Spósito era, además, católico activo e integraba un grupo de jóvenes en la parroquia San Juan Bautista, en Pocitos.

En los alrededores del Palacio Legislativo había “guanacos”, “chanchitas” y “roperos” con decenas de agentes policiales. De pronto se sintieron disparos y una nube de gases lacrimógenos inundó la concentración. Spósito y sus compañeros corrieron hacia la Facultad de Medicina. Se hizo de noche y seguían escondidos detrás de una palmera en la vereda de la facultad, cuando una granada de gas estalló a sus pies. Corrieron hacia el interior del local en medio del humo, los gritos y las sirenas. Al entrar Spósito dice “me parece que estoy herido”, y cayó al piso. Colocaron a Spósito sobre un pizarrón que ofició de camilla y lo sacaron por una puerta trasera. Dentro de la camioneta dos o tres estudiantes trataban de reanimarlo. En pocos minutos llegaron, pero Spósito ya había muerto debido a una herida de bala calibre 38 que recibió por la espalda. 

Tenía 19 años.

“¿Hicieron que cambiases a tus héroes por fantasmas?
¿Cenizas calientes por árboles?
¿Aire caliente por brisa fresca?
¿Confort por dinero?
¿Cambiaste tu lugar en una guerra
por un papel principal en una jaula?

Cuánto deseo,
cuánto deseo que estuvieras aquí.
Ahora que somos simplemente dos almas perdidas,
nadando en una pecera,
año tras año.
Con los mismos temores viejos.
Deseo que estuvieras aquí”

(fragmento de “Wish you were here” de Pink Floyd)

Jorge Salerno

Jorge Salerno era estudiante de Agronomía y representante del Centro de Estudiantes de dicha Facultad en la Directiva de la FEUU.

Jorge escribía versos, hacía música.  
Varias de sus composiciones fueron interpretadas posteriormente por Viglietti y Los Olimareños.

Jorge Salerno era integrante del Movimiento de Liberación Nacional - Tupamaros.

El 8 de octubre de 1969 el MLN hace un acción política en la ciudad de Pando, Salerno participa y  en la retirada es capturado y gravemente herido. Un testimonio periodístico indica que el joven yacía desangrándose en medio de un círculo de policías que observaba inmutable, Salerno levantó  la mirada al oficial más próximo y le dijo: 'linda manera de ganarte la vida tenés…' y ya no volvió a hablar. Tenía 25 años.

“España, Inglaterra, también Portugal,
Y ahora es a los yanquis que les toca actuar.
Llevamos ya dos siglos trabajando al sol,
No haciendo otra cosa que cambiar patrón.
América latina ya lo está gritando,
Es la liberación la que se va acercando
Pues hay en nuestros pueblos una inmensa fe,
La senda está trazada, nos la mostró el che”

(fragmento de canción fue compuesta en letra y música por Jorge Salerno)



Hijo de un hogar de clase media, la infancia de Ibero transcurre en Montevideo en un barrio de la costa del Río de la Plata, con el mar abierto a sus ojos infantiles y un inmenso arenal al final de la calle del barrio, lugar predilecto de sus juegos.

Tenía afición por la pintura y el dibujo, a la vez que dedicaba largas horas a la lectura. Terminada su formación secundaria, inicia sus estudios preuniversitarios cursando Preparatorios de Derecho en el Liceo Larrañaga.

Participa y gana un concurso organizado por Radio Habana que permite viajar a Cuba en 1968.
Estudia en la Facultad de Humanidades, milita en la Federación de Estudiantes Universitarios (FEUU), en el Frente Amplio e integra la dirección de los universitarios que militan en filas del Movimiento 26 de Marzo.

Es encarcelado varias veces en razón de las Medidas Prontas de Seguridad dictadas por el gobierno represivo de Jorge Pacheco Areco.

Siempre siguió escribiendo poesía, pinta y se dedica al periodismo político. Su arte es expresión combinada del movimiento psicodélico europeo y el arte político latinoamericano de los ´70.

En ese período de máxima expresión de energía creativa y compromiso militante, cuando a Íbero Gutiérrez le arrancan la vida. Un comando paramilitar lo secuestra y es hallado muerto en Camino de las Tropas el 28 de febrero de 1972 con 13 impactos de bala calibre 18 procedente de distintas armas.


“Querido diario: no puedo parar de escribir.
Hoy cumplo  diez años.
Mi madre se dedica a las tareas de la casa. Le encanta la música.  
A mí me gustaba  - me gusta aún – 
recordar la escena de los Molinos de viento del Quijote.
Vivo, acá en Montevideo, en el barrio Malvín.
Estoy terminando  6to, acá en la Escuela Nº 81 del barrio.
Ya puedo andar solo, voy a la playa, hago deportes, me encantan los atardeceres con los amigos. Me gusta mirar el mar, leer, pintar.
Sigo haciendo barcos de papel, me gusta verlos irse cuando llueve…
Estamos de vacaciones en La Coronilla. Todos los días recorro la playa.
Escuché que el Che y Fidel entraron en la Habana…y cuando pregunté a algunos amigos me dijeron que no hablara de eso. Creo que tienen miedo
Voy a seguir la pista y hablar con mi padre”


Santiago Rodríguez Muela

Nelson Santiago Rodríguez Muela nació en el seno de una sencilla familia de trabajadores, con un padre empleado en la ANCAP y su madre dedicada a las tareas del hogar.

Le decían “el Charla”, trabajaba en la misma empresa pública que su padre, pero además estudiaba en el Liceo Nº 8 nocturno. A los 21 años se había casado con Susana Escudero, era militante del Partido Comunista Revolucionario (PCR).

Rodríguez Muela fue asesinado de un balazo en la noche del 11 de agosto de 1972 cuando ocupaba el liceo junto a sus compañeros. Fue una patota armada de la JUP que encabezaba Enrique Mangini Usera (sobrino del jefe del Servicio de Información y Defensa de la época).

“Te doy una canción
como un disparo,
como un libro, una palabra,
una guerrilla,
como doy el amor...”
(Fragmento de “te doy una canción” Silvio Rodríguez)


Héctor Castagnetto

Héctor Castagnetto Da Rosa nació en el Departamento de Tacuarembó.

Estudiante de Agronomía. Para solventar sus estudios s vendía discos y artesanías en la feria de Tristán Narvaja.

Se involucró en la militancia estudiantil ya desde secundaria, integró el E.R.U. (Estudiantes Revolucionarios Unidos) del liceo nocturno José Pedro Varela.

Posteriormente se integraría a un sector del MLN.
Fue detenido el 17 de agosto de 1971 en las inmediaciones de Avenida Italia y Propios por el subcomisario Delega del Departamento 5 de la Dirección Nacional de Información e Inteligencia (DNII) y otros funcionarios del Departamento 4. Se sabe que fue torturado hasta su muerte.  Su cuerpo nunca apareció. Tenía 19 años.

“Tu sonrisa difusa aparece y se oculta en cada día
en todas las horas
Como ayer... hoy.
 Barricadas rebeldes de un tiempo de sueños   marcaron nuestros territorios temporalmente liberados.
La revolución fue tu amante clandestina
ella fue la esencia vital de tu tiempo
el nuestro
el que compartimos”
(Fragmento de memoria leído por sus compañeros 
en homenaje a Castagnetto 2009)

Walter Medina

Estudiante Secundario y miembro de la JSU. Fue asesinado por un militar también durante la Huelga General de 1973. Cuando le dispararon estaba haciendo una pintada con la leyenda "Consulta Popular". Tenía 16 años.

“Porque tenemos la rabia
pase lo que pase, permaneceremos en pie.
La rabia de llegar hasta el fondo de donde
quiera llevarnos la vida.
Porque tenemos la rabia
ya nada podrá detenernos.
Insumiso, sabio, marginal, humanista o sublevado”
(Fragmento de canción “La rabia del Pueblo” de Keny Arcana)


Joaquín Klüver

Estudiante Universitario y miembro de la JSU (Juventud Socialista del Uruguay). Fue asesinado en diciembre de 1972 por un militar con un disparo a quemarropa por la espalda. Tenía 22 años.


“En tiempos donde nadie escucha a nadie
En tiempos donde todos contra todos
En tiempos egoístas y mezquinos
En tiempos donde siempre estamos solos
Habrá que declararse incompetente
En todas las materias de mercado
Habrá que declararse un inocente
O habrá que ser abyecto y desalmado”
(Fragmento de “al lado del camino” de Fito Páez)

Ramón Peré

Estudiante Universitario y militante de la UJC, además de miembro del PCU. Fue asesinado en un motín callejero como parte de la Huelga General de resistencia al Golpe de Estado el 8/7/1973.

“Y ahora tiro yo porque me toca.
en este tiempo de plumaje blanco.
de un mudo con tu voz,
de un ciego como yo.
vencedores vencidos.
Te has fugado. me hago humo. den la alarma.
ensayo general para la farsa actual.
teatro antidisturbios”
(fragmento de canción  
“Vencedores Vencidos”  de Los Redondos)

Luis Eduardo González

Tenía 22 años, era  estudiante de medicina, militante del Partido Comunista Revolucionario (PCR). El 26 de diciembre de 1974 fue torturado salvajemente  en el Regimiento de Caballería Nº 6 donde habría sido asesinado según informes de las propias FFAA. Sus restos aún no han sido ubicados.

“cuando empezaron a desaparecer
como el oasis en los espejismos
a desaparecer sin últimas palabras
tenían en sus manos los trocitos
de cosas que querían

están en algún sitio / nube o tumba
están en algún sitio / estoy seguro
allá en el sur del alma
es posible que hayan extraviado la brújula
y hoy vaguen preguntando preguntando
dónde carajo queda el buen amor
porque vienen del odio”
(Fragmento de “desparecidos” de Mario Benedetti)

Blanca Castagneto

Blanca Castagneto nacida en Tacuarembó, era estudiante de derecho y notariado, fue detenida en 1969, estuvo presa en Cabildo milito junto a Ricardo Zabalza, la mataron el 24 de abril de 1972.

“Hoy vale más despertar
Que soñar en este juego
Hoy que es tiempo de sanar
Las heridas del tiempo
Hoy que es tiempo de ser luz
Esa es mi revolución
Llenar de amor mi sangre
Y si reviento
Que se esparza en el viento
El amor que llevo adentro
Esa es mi revolución”
(fragmento de la canción “Mi revolución” de 4 pesos de propina)


Silvina Saldaña

Silvina era estudiante de servicio social, nació en Salto estudiaba y trabajaba de empleada doméstica. Fue detenida en 1976 en el Batallón de Infantería 13, fue torturada hasta la muerte militaba en la UJC


“Una sonrisa se ve reflejada en un papel
Y se te empañan los ojos
Con esas caras diciendo que todo va a estar bien
Y va a estar bien
Cantando a pesar de las llamas”
(fragmento de la canción “Tan lejos” de No te va gustar)


Norma Mary Scopice

Norma Mary Scopice era estudiante de medicina y militante del MLN, DETENIDA el 23 de abril de 1976, tenía 25 años. Aún está desaparecida.

“Respirar para sacar la voz
Despegar tan lejos como un águila veloz
Respirar un futuro esplendor cobra
Más sentido si lo creamos los dos
Liberarse de todo el pudor tomar de las
Riendas no rendirse al opresor
Caminar erguido sin temor respirar y sacar la voz”
(fragmento de la canción 
“Sacar la voz” de AnaTijoux)





No hay comentarios:

Publicar un comentario