Portada

Afiche: Filtro 24 años

Lo que se conoce como la represión del Filtro, aconteció en Uruguay en 1994.  El Estado uruguayo lanzó una represión contra miles de urug...

3 de junio de 2018

Comunicado: Ante la fuga de Eduardo Ferro




NO ESTÁ PRÓFUGO, SIGUE PROTEGIDO.
SE BUSCA: Torturador Eduardo Augusto Ferro Bizzozero
C.I. 1,113,451-7

No es la primera vez que Eduardo Ferro pretende escapar del poder Judicial, vale recordar que se fue de Uruguay cuando iba  a ser citado por el Poder Judicial. Aunque desde el año 1977 está denunciado en Brasil, Uruguay y Argentina “no ha sido localizado”.

No por falta de pruebas. Son los Estados militarizados y coordinados que no solo no hacen nada, sino que además les permiten seguir actuando impunemente. Son las resoluciones políticas de mantener privilegios y leyes que los amparan.

Eduardo Ferro hace años que viene siendo señalado por quienes mantienen viva la memoria. Cientos de personas han aportado testimonio. Hace años viene eludiendo la condena judicial pero está bajo la mira de todas y todos los que recordamos, los que sabemos de quién es.

Un apretado resumen no lo pintaría a cabalidad pero vale recordar de quién hablamos: En 1975 siendo ya Teniente pasa a la OCOA. Operó en el 300 Carlos, en la Base Valparaíso en 1976. En 1977 opera en Argentina bajo el Plan Cóndor. Fue quién secuestró y desapareció a  Oscar Tassino. Represor en Punta de Rieles. Estuvo en el SID en 1980 y actuó encubierto en Argentina hasta 1982. Participó en la desaparición de María Irureta Goyena de Gelman, en el secuestro de Universindo Rodriguez, Lilian Celiberti y sus hijos. Fue promotor y redactor de la Ley de Impunidad. En 1986 realiza cursos de paracaidismo e Inteligencia  en Alemania. Entre 1989 y 1997 se especializa en Seguridad electrónica buzo táctico militar. En 1997 se lo ubica como miembro de una sospechada agencia "Federal Seguridad", propiedad del empresario Miguel Sofía (fugado, integrante del Escuadrón de la Muerte). Denunciado por espionaje ya en democracia, utilizando toda la estructura militar para seguir, escuchar, invadir propiedades privadas de personalidades políticas, civiles y militares de la época.

Cuando se acercó la hora de ser convocado a declarar, (en uno de los tantos expedientes judiciales) y previo a su pedido de procesamiento, “viajó” a España protegido por toda la ingeniería de impunidades que lo rodea. Recién ahí se pidió su extradición.

Como una mala crónica (de una fuga anunciada); cuando se libró la orden internacional de detención, INTERPOOL España no encontró al secuestrador en su domicilio declarado.
Julio Sena Director de Interpol Uruguay niega que esté prófugo. Una vez más los impunes de ayer cuentan con la complicidad y defensa de las estructuras policiales de hoy, sin fronteras.

¿Cómo se llama a una persona que esta con orden de detención y no aparece?

BASTA DE IMPUNES Y JUEGOS DE MENTIRAS.

¿Otra vez se les escapó? ¿Cómo Tróccoli? ¿Cómo Sofía? ¿Cuántas mentiras y estratagemas del Estado servirán para proteger a los impunes?

Ferro siguió haciendo tareas de Inteligencia después de Dictadura. Amenazando, vigilando, organizando a sus pares, reivindicándolos. Ningún Juez, ni Fiscal ni gobierno hizo nada para evitarlo.

¡¿Cómo olvidar que a principios del 2000 filmó desde dentro del Círculo militar la movilización que escrachaba como nido fascista el local de la calle 18 de julio?!

¡¿Cómo olvidar que reunió a militares y fascistas  en Maldonado en aquel nucleamiento de impunes que llamaron “Unidad y concordia” donde como souvenir  Eduardo Ferro entregó balas?!

No olvidamos que pretendió acosar e intimidar - sembrando el miedo- entre las personas que lo denunciaron y escracharon.

Sin embargo no escapó de la condena social, una y otra vez fuimos a donde estaba, para señalarlo, escracharlo porque sigue protegido por los impunes del presente. Porque sigue amparado por los Servicios de Inteligencia que él mismo formó y de los que hasta está vinculado no oficialmente.  “Invisibles” hilos de impunidad que le sirven - una vez más -  para escapar al lento y cómplice paso del Poder Judicial:

Una vez más la memoria lo seguirá buscando, a donde vaya siempre habrá quien lo condene.

UNA VEZ MÁS, NI EN MONTEVIDEO, MALDONADOO ESPAÑA, DE LA CONDENA SOCIAL NO PODRÁN ESCAPAR.




Recomendamos leer: 

Prontuario de Eduardo Ferro

No hay comentarios:

Publicar un comentario